Sobre el nuevo período genocéntrico


El camino que abrió Darwin nos ha conducido a la sustancia genética (al ADN). Este descubrimiento nos hace pasar (a todos los grupos humanos) del fenocentrismo al genocentrismo. El centro se ha desplazado de la criatura al creador (de los fenotipos a los genotipos). La sustancia genética es la única sustancia viviente (‘viva’) en este planeta. Nosotros, pues, no podemos ser sino sustancia genética. Esta ‘revelación’ (esta
auto-gnosis) ha partido en dos nuestra historia sobre la tierra. Todo el pasado cultural de los humanos ha resultado arruinado, vacío, nulo... La ilusión antropocéntrica que nos ha acompañado durante miles de años se ha desvanecido. Se ha producido una mutación simbólica (en orden al conocimiento y a la conciencia de sí como sustancia viviente única); el cariotipo humano entra en un nuevo período de su devenir.

Esta aurora, este nuevo día cuyo comienzo presenciamos, alcanzará en su momento a todos los pueblos de la tierra. Pueblos, culturas, tradiciones, creencias… todo lo ‘humano’ desaparecerá. Viene una luz (un saber, una sabiduría) tan devastadora como regeneradora. Esta regeneración del cariotipo humano en el orden simbólico tendrá sus consecuencias. En un futuro no muy lejano hablaremos, pensaremos, y actuaremos, no como humanos sino como sustancia viviente única.

No hay filósofos aún, ni poetas, ni músicos, ni científicos… para este período genocéntrico que inauguramos. No hay nada aún para las nuevas criaturas, para la sustancia viviente única –en
esta nueva fase de su devenir. Nos queda la elaboración de una cultura, de un ‘mundo’ nuevo (digno de la naturaleza de nuestro regenerado, de nuestro recuperado ser). Queda todo por hacer.

sábado, 23 de marzo de 2019

184) Genogramas VI


Genogramas VI.

 

Manu Rodríguez. Desde Gaiia (23/03/19).

 

                                                                  *****


1.

Nexus, vía ascendente.
La de la vida. Tenso,
vivo, activo. Futuro.

Como emergiendo brotan.
De la tierra brotan.
Semillas de futuro.

2.

Acceder a Nexus.
Derecho a Nexus.
¿Quién?
Renacer.

3.

Mirada de horizontes despejados,
claros, limpios, preñados de futuro.
Una mirada que se ha bañado,
sumergido en el futuro.

4.

Homo inmaculado, homo Nexus.
Viejo y nuevo. El que siempre fue,
es, y será. El hombre se eterna en Nexus.
Se cumple, se completa. Mediodía.
Nexus amantes, volentes. Hiperbóreos.

5.

En la naturaleza viviente es Xenus
el creador, y el sujeto último de las cosas
y sucesos. De la violencia, del amor;
de la concordia, de la discordia.
El ambiguo Xenus.

6.

Encarar el aire. ¿Qué aire?
El aire allende nuestras historias,
nuestras palabras, nuestras culturas.
Más allá.

7.

Un pensamiento que no tuviera
en cuenta lo que dicen las ciencias
de la vida acerca de nosotros mismos
se juega la futura apreciación. La mayor
parte de lo creado en estos tiempos no vale
y no valdrá para nada. Lo mismo dará
leer textos sumerios o hititas. Incluyo
a modernos y postmodernos.

Nexus trae malas noticias, trae un saber
que derriba al hombre de los pedestales
que él mismo se construyó, aquellos
sobre los que se elevaba y desde donde
de sí mismo se admiraba.

El hombre en las viejas tradiciones.
Ebrio de sí, fatuo, inflado. Todo eso acabó.

8.

Dar oro. ¿Por qué no?
El amarillo dolor.
La ruta del ámbar.

9.

Cambios, amigo mío.
Esto pasa. Y todo a la vez.
Tiempos idos para siempre
jamás. Palabras derogadas
cuyo débil eco aún perdura.
Luz residual.

10.

Emisario, mensajero. Nexus.

Un futuro que clama en su cuna.
En su cuna, en su desierto, en su soledad.

Nexus, la nueva criatura.

11.

Los milenios Nexus se perfilan.
Ya están en compás.
La anacrusis ya pasó.
Ya hay contrapunto,
coro, polifonía.

La nueva conciencia,
la nueva sensibilidad.
La nueva criatura,
las voces renovadas.

La era Nexus.

12.

Las distintas ramas que constituyen
la cultura han ido convergiendo,
desarrollando el tema Nexus.
Las bases, los pilares,
los nuevos fundamentos.
La nueva conciencia.
La nueva sensibilidad.

Una nueva era acoge ahora
a los recién nacidos;
una nueva sabiduría que irá
conformando paso a paso
su ser, su mirar, y su decir.

13.

La clave de los cuerpos;
de su conducta y de su ser todo.
La sustancia hacedora
no necesita ojos ni manos, 
ni cerebro o sistema nervioso,
para ‘saber’, para crear,
ingeniar, construir.
La sustancia viviente única.

14.

Dawkins, el espantoso divulgador
del secreto de nuestra existencia.
Prosaico, banal, insulso.
Ni frio ni caliente.
Ni rojo ni azul.

15.

Hemos alcanzado nuestro centro;
nuestra verdad. La sustancia
viviente única. Xenus.

No un principio antrópico,
fenocéntrico, pues,
sino genocéntrico, ajeno
a las criaturas. Otra cosa
que las criaturas.

Principio hacedor de las criaturas
y su variedad virtualmente infinita.

Sensible. Sabio. Único. Sustancia
única, uniforme, universal, idéntica
a sí misma. Homogéneo, uno.
Eternamente jovial.

16.

El correcto Nexus.
El bien hecho,
el bien construido.

17.

Nosotros somos, pues, sujetos
y objetos de la deriva del ser.
Colaboramos, damos lugar.
Somos parte. Una sola cosa
viviente. La perdurabilidad
de la sustancia plasmática.
La sustancia germinal.

18.

La genoteca viviente y activa,
los creadores. La sustancia
plasmática ha poblado la tierra
de innumerables y variadas
criaturas. No hay otra cosa
que genotextos y fenotextos.

19.

El ingeniero, el demiurgo,
el creador. El único.

Un único demiurgo para todas
las criaturas. Un código universal.
Una sola lengua. ¿Cómo lo hace?
No hay rivalidad posible
entre criatura y creador.

20.

Querer el ser que se es.
Llegar a ser el que se es.
Llegar a ser Nexus.

21.

Toda la lógica de los ácidos
nucléicos nos resulta incomprensible.
Inaccesible. La lógica de sus costumbres.
Su manera de reunirse. Los variados juegos
de cromosomas. La recombinación.

Partir, desde ya, de estas bases,
de estos fundamentos, de estos
principios. De este principio único,
Xenus. Creador de todo lo viviente.
Clave de todas las criaturas.
Genotexto de todos los fenotextos.

22.

El paso del fenocentrismo
al genocentrismo.
Del fenotexto al genotexto.
De fenómeno al (ge)noúmeno
–en lo que a nosotros, formas
vivas, respecta.

23.

Xenus, señor de las criaturas.
Como el sol del sistema biológico.
Las criaturas alrededor del creador.
Expresiones. Fenotextos.


*****


Hasta la próxima,

Manu

sábado, 9 de marzo de 2019

183) Genogramas V


Genogramas V.

 

Manu Rodríguez. Desde Gaiia (09/03/19).

 

                                                                  *****

 
1.

Hermosura. Levedad. Instantes.
Saturar, sin embargo.

En otro orden de cosas,
horror. Grito.

Belleza y terror.

2.

La voluntad  suelta, esparcida,
desparramada, echada;
extendida sobre todas las cosas.
Que todo lo cubre y penetra.
Cielo breve.

3.

Germen único. Sol. Señor
de la vida y de la muerte.
Demiurgo. Hacedor primero.
Causa inmediata y total
de todas las criaturas. Xenus.

4.

Homo Nexus. Dionexus.
Los renacidos a Xenus,
a lo Uno primordial.

Las nuevas criaturas.

Nexus es limpio futuro.
Todo por hacer.

5.

La mirada agradecida.
Los lacrimales se activan.
El ojo se baña, se lubrica.
Para resistir la absorción
y la emisión de luz sin pestañear.
Mucho queda en suspenso.
Se produce como un canal
que atraviesa el ojo, la mirada,
el pecho. El rayo. La mirada,
el semblante. La mirada
–su color, su estado.

6.

Canales de comunicación.
Signos. Estímulos. Llamadas.
Requerimientos. Requiebros.
El ‘ven a mí’ masculino,
el femenino. Distintos signos.
Mismo dolor, supongo.

Amada Nexus, te quiero.

7.

Nexus aislados, en parejas.
Parejas primordiales.
Criaturas nuevas.
Erguidos, rectos,
altivos sobre la tierra.
Encarando milenios.
Comandatarios de Xenus.
Activos, enamorados, poetas.

8.

Un instante. Un instante
de querer puro.
Movimiento. Actividad.
Emoción singular.

9.

Qué antiguo, qué lejano suena
ya el hombre; qué atrás queda.
Transformación irreversible.
Metamorfosis inaudita. Inexorable.
Diáfana. Xenus. Nexus. 

10.

Nada de lo pensado o dicho
acerca del hombre tiene que ver
con nosotros, con Nexus. Nada.
Nexus no tiene espejo donde mirarse.
Todo lo humano le resulta extraño.

El más pobre, el más solitario,
éste es Nexus. No tenemos poetas,
no tenemos artistas, no tenemos
pensadores, aún. Todo por hacer
–en arte y pensamiento.

El que fue, el que es, el que será.
“Yo soy vuestro futuro”. Alegraos.
Llorad. Gozad. Enloqueced.
Nuestro centro ha sido hallado;
nuestra condición, esclarecida.

Nexus, estremecimiento nuevo,
¿quién lo quiere? Encontrado
casi por azar, ni buscado ni querido.
Casi desapercibido. Dejado de lado,
soslayado. Apartado. Como
deliberadamente ocultado.

Nexus. Sublime criatura.
Tu hora ha llegado.
Un horizonte de milenios te espera.

Síndrome Nexus.
Dulce locura.

12.

El bagaje cultural del hombre.
Toda la sonajería filosófica,
religiosa, política, literaria…
Qué antiguo todo, qué inadecuado,
qué errático; qué vacío, qué hueco.
Qué lejos de la diana.

La revelación de la sustancia
viviente única lo desplaza todo.
Toda la sabiduría de la ‘especie’
queda tocada de muerte.

13.

No hay cobijo para Nexus.
Nadie, nada le habla.

Nadie te espera.
Nadie te profetizó.
Nadie te preparó camino.
Nadie te vio.
Nadie te invocó.
El impensado Nexus.

Ni leche materna, ni útero le tuvo.
Ni madre, ni hermanos, ni amigos;
ni esposa alguna le aguarda.

Hambriento Nexus.
Desnudo, desprotegido,
helado. Tú eres semilla
que cae en este árido suelo.

Rompiste con tus puños
el duro cascarón que te cubría.
Para ver el sol, el sol de Xenus.

Qué duro el cascarón.
Qué frío el suelo.
Qué abandonado.
Qué solo.

Cuánta alegría nacer y nacer
de nuevo. Cuánta alegría
las transformaciones,
las transfiguraciones.
Cuánto dolor nacer,
brotar, crecer;
llegar a ser.

Destructor de quimeras,
de montajes impíos,
de crueles mentiras.
Nexus, que aún arrastra
fragmentos de la placenta,
trozos del cascarón.

Su sola presencia destruye,
reduce a humo y cenizas,
a nada; a pura ilusión,
a error secular, a sueño.

Nexus es novedad y futuro.
Aún no tiene pasado.
Nuevo hombre. Nueva naturaleza.
Nuevo futuro, nueva era.
Nada antiguo nos vale. Nada.
Todo por hacer. Comienzo nuevo.

14.

Alimentos para el corazón
venerador. Nuevos. Para Nexus.
Bajo el signo de Xenus/Nexus.
El gran anhelo.

15.

Creadores, y siervos, de quimeras.
Quimeras suspendidas sobre
los hombres, sobre los pueblos,
sobre las ciudades. Palabras.
Palabras… Más allá, Nexus.

La ciudad es un nudo que puedes
deshacer. Otros nudos son inexorables.
A estos debes atender.

16.

Acostúmbrate a la luz, Nexus;
no pestañees. Como hombres
llegamos a Efímera, como Nexus
nos despediremos. Vale.

17.

Xenus, el creador. Una simple
transliteración hace que aparezca
Nexus, la criatura.

18.

En el futuro, toda creación
que se precie tendrá que llevar
el sello Xenus/Nexus.
Esa cultura, esa civilización,
ese hombre por venir.
Que ya habita entre nosotros.
Que aún no tiene voz.

Hambriento, sediento;
solo, enamorado.
Nada para Nexus aún.

 

19.

El origen en el extremo;
el extremo en el origen.

 
*****

Saludos,
Manu

sábado, 23 de febrero de 2019

182) Genogramas IV


Genogramas IV.

 

Manu Rodríguez. Desde Gaiia (23/02/19).

 

                                                                  *****

 
1.

Salvar el fuego. Rescatarlo,
ponerlo a buen recaudo.
Salvar el aire, el agua, la luz.
El alimento, la sementera.
La riqueza, el ganado.
El árbol, la nave.

2.

A tal obra, tal creador.
A tal exterior, tal interior.
A tal forma, tal contenido.

3.

Azar y necesidad.
Azar y fatalidad.
Belleza y terror.

4.

En lo grande como en lo pequeño;
en lo visible como en lo invisible.
Creamos al modo de natura,
de manera inconsciente.
Éste sería el saber que no se sabe.

5.

De dentro a fuera.
De lo invisible a lo visible.
Del centro a la periferia.
De la oscuridad a la luz.
Del genouma al fenoma.
Del ser al aparecer.

6.
Nuncio, mensajero de sí mismo,
a sí mismo se anuncia.
Él es la noticia, la información.
Yo soy el mensaje, parece decir.
Yo soy.
No viene en nombre de otro.
Como fue, es, y será.

7.

La sensibilidad, la inteligencia,
la voluntad, la memoria…
como formas o modos sublimes
de auto-organización de la materia
viviente; de la luz, del ser.

8.

El anhelo es un deseo
que ignora su objeto.

La sustancia viviente no puede
encontrar nada fuera de ‘sí misma’
que satisfaga su anhelo.
No hay sustancia en el exterior
que calme la sed de uno mismo.

9.

Sin aliento en la noche,
así hay que estar.
Completamente desalentado.

Para que haya luz,
ni un punto de luz.
No querer, no gustar,
no saber…

10.

El sub-jectum (el que subyace),
el sujeto único, vive dentro de sí, en sí.
Y desde el interior recibe, y emite.
El soma como máquina de dominio.

11.

Ningún organismo, ningún soma
desechable, ninguna máquina
de proteínas, ningún vehículo…
es un ser en sí, por sí, y para sí.
Sólo de la sustancia viviente única
podemos decir que es un ser
en sí, por sí, y para sí.

12.

El ensimismamiento del sub-jectum;
del que subyace, del sujeto último.

13.

Nacer, vivir, llegar a ser…
El azar que soy, la mónada
que soy, nunca agradecerá
suficientemente
la vida que tiene.

El goce de vivir, la gratitud,
el arrobo, el estupor, el asombro,
la íntima riqueza… ¿cómo?
La dicha.

Hay que estar enamorado de la vida.

14.

Sobre todo planea
el deseo y el amor,
el temor y el odio;
el goce y la vida,
la muerte y el dolor.

Todo junto, mezclado
y al instante.

El oxímoron es la figura.

15.

Imposible no temer, no odiar,
no padecer, no morir.
Imposible no desear, no amar,
no gozar, no vivir.

16.

Ni la derrota, ni el dolor,
ni la ausencia empañan
un instante de plenitud
y vida, de goce y amor.

17.

El ‘por qué’ es lo único
que interesa, sí, el por qué
de la vida, de la muerte…
el por qué de todo esto.
Y aunque no se obtenga
respuesta, es el único abismo,
la única profundidad a la que
merece la pena asomarse.

18.

Todo clama. Xenus escindido.
Fragmentos que se buscan,
que se desean. Fuga.
Caza de amor.

19.

Corazón, mente del sistema vital.
Sol que irradia. Fuente de vida.
Primera luz. Xenus.

20.

La sustancia viviente de todo
el planeta es como un todo único.
Sustancia única. Germen
único de todo lo viviente.
Autor, Señor de las criaturas.
Alma. Logos de todos los fenotipos.
Principio y fin de este planeta
vivo. Sujeto único. Fragmentado;
repartido. Tenaz. Innumerable y uno.
Señor  de Señores. Causa inmediata
de todas las criaturas. Xenus.

21.

La esencia en la presencia,
como el perfume en la flor.

22.

Olivos  descortezados.
Desnudos. Pero anudados.
Cepas retorcidas. Pámpanos.
Verdor. Floración.
Amor.

23.

Ricos. Pobres.
Alegres y sombríos.
Vivos. Muertos.
Dolor festivo.
¡Eureka!

24.

Luminarias. Estrellas.
Soles que se hunden.
Pausadamente late el universo.
Cosmos siemprevivo.
Se dilata y se contrae;
según medida se enciende
y se apaga. Tenebrosa belleza.
Pánica. Aquí, sin salida.

25.

Sabiduría trágica. Apasionada.
Arrebatada. Como huracán.
Como  rayo. Como nada.
Activos. Hacedores.
Poetas. Enamorados.
Porque sí.

26.

Alegría. Ligereza.
Goce. Desnudez.
¿Qué importa?

27.

Lo inmanente, lo próximo,
lo cercano, lo familiar.
Lo que amas.
Tu herencia.

28.

Mundo breve.
Exquisita y breve,
la vida.


*****

Hasta la próxima,
Manu